Velocidad y ciclismo. ¿Cómo puedo ser más rápido?

La velocidad ha sido siempre un deseo oculto del ser humano. Una ambición perseguida, ya sea para derrotar a otros o para superarse a uno mismo. Una forma de medir de lo que somos capaces y los ciclistas no íbamos a ser menos, pero…¿Cómo podemos ir más rápido cuando montamos en bici?

Obviamente la respuesta simple sería: entrenando más. Está claro que, si entrenas más desarrollas más tu musculatura y tus capacidades, pero… ¿Es esta la única manera de ganar velocidad punta cuando practicamos nuestro deporte favorito? No, la respuesta es claramente no y además el sobre entrenamiento tampoco es bueno, hay más formas de ganar velocidad en la bici.

7 consejos para ir más deprisa en bici

Mejora tu posición

La resistencia al viento es uno de los factores más influyentes en cualquier deporte que implique desplazamiento y especialmente importante en el ciclismo. Si tu postura no es aerodinámica buena parte del esfuerzo de tu pedalada se utilizará para suplir esa resistencia. Adopta una postura aerodinámica sobre tu bici y notarás la mejora desde la primera sesión. Para mejorar la postura empieza por doblar los codos, y cuéntanos los resultados.

Elige bien la ropa

Si la postura corporal es importante para la aerodinámica, la ropa que lleves no lo es menos. Si no queda bien ajustada puede acumular aire que frenará tu avance. Lo mismo si no es ropa adecuada para la práctica del ciclismo y el material no es el adecuado.

Entrena series de velocidad

Al igual que los runners, puedes incorporar a tu rutina de entrenamiento series cortas de velocidad. Este tipo de entrenamiento obliga a los músculos a trabajar de forma diferente y fortalecerse, trabajando la potencia en lugar de la resistencia. Esto aumentará tu velocidad tanto punta como media.

Aprende a aprovechar las inercias y las trazadas

Requiere de cierta técnica, pero si aprendes a trazar las curvas de forma eficiente y a utilizar el balanceo de la bicicleta reducirás el uso de los frenos. Por tanto, tu esfuerzo será óptimo, ayudándote a ganar velocidad.

Mejor en compañía

Ya lo dice el dicho, somos nuestro peor enemigo. Cuando montas solo pierdes un poco la referencia de esfuerzo y puedes exigirte menos. Si buscas un compañero que esté levemente por encima de tu nivel y te ayuda a marcar el ritmo aumentarás tu velocidad. Incluso si el compañero es de tu mismo nivel, al poder ir relevándoos y tirando uno del otro verás la mejora.

Mima a tu bici

Es algo que muchos ciclistas pasan por alto. La bici hay que mimarla porque influye en los resultados. Si no lo crees, solo tienes que ver los dos puntos siguientes, verás lo que puedes hacer en tu bici y te ayudará a ser más rápido.

Cuida la presión de los neumáticos

Un neumático con la presión baja mantiene más superficie de contacto con el suelo, ofreciendo más resistencia al avance. Si llevas la presión óptima verás que te cuesta menos dar pedales y vas un poco más rápido.

Mantén bien engrasados los elementos de tracción y fricción

Si la cadena, el grupo o los platos no están bien engrasados ofrecen resistencia, que se traduce en mayor esfuerzo para mover el mismo peso, si por el contrario están a punto tu rendimiento será mejor. Lo mismo pasa con los bujes.

Mantén a tope tu motivación

Cuando estés rodando tienes que estar a tope. Parece una tontería, pero la música movida, con ritmo o inspiradora te puede dar un “subidón” que empujará a tu cuerpo a un mayor rendimiento.