Triatlón: una guía para prepararte

Sin duda el triatlón es uno de los deportes más complicados de entrenar de cuantos existen. La combinación de tres deportes tan diferentes como el ciclismo, la carrera de fondo y la natación hace que tengamos que desarrollar un entrenamiento complejo, en el que nos debemos de enfocar en todo el cuerpo para no caer en descompensaciones. Si no tienes muy claro aún como establecer tu plan para prepararte, aquí tienes una pequeña guía.

¿En qué objetivos debes enfocarte?

Para llegar con garantías a una prueba de triatlón necesitas desarrollar una gran cantidad de cualidades tanto físicas como mentales, pero sobre todo debes enfocarte en estas tres:

  • Resistencia aeróbica

Es la principal cualidad que debes desarrollar. El triatlón es un deporte de resistencia así que tu capacidad aeróbica es fundamental para tener éxito en esta prueba.

  • Resistencia muscular

De nada sirve que tu resistencia aeróbica esté bien trabajada, si no va de la mano de la resistencia muscular. Aunque pueden parecer lo mismo no lo son. La resistencia muscular es la capacidad de hacer que tus músculos resistan esfuerzos por periodos prolongados de tiempo. Por ejemplo, una persona que camina 20 km a diario puede gozar de una buena resistencia aeróbica, pero no necesariamente gozará de una resistencia muscular elevada. Si en lugar de caminar un día tiene que correr esos mismos 20 km, con total probabilidad sus músculos no resistirán la fatiga.

  • Preparación mental

Y aunque los dos primeros puntos se enfoquen en las cualidades físicas, no conseguirás resultados si no te preparas mentalmente. El triatlón es un deporte desafiante. Son pruebas de larga duración, donde la confianza en ti mismo y en tu entrenamiento va a jugar un papel fundamental entre terminar o abandonar. Si quieres tener éxito en un triatlón debes de aprender a controlar tu mente, luchar con los fantasmas del abandono y aprender donde están tus límites para presionarlos sin excederlos.

Las fases de un entrenamiento de triatlón

  • Base aeróbica

En esta fase debes de construir la base de resistencia para después evolucionar. Dependiendo de la distancia del triatlón puede durar de 4 a 12 semanas, en las que se hace un entrenamiento general de carrera, bici, natación y fortalecimiento general.

  • Fase de construcción

En esta fase deberás centrarte en aumentar los umbrales del esfuerzo, aumentando la intensidad de cada entrenamiento. Durante esta fase los entrenamientos ya serán más específicos para mejorar las cualidades necesarias para cada disciplina individual.

  • Especialización

La última fase. Aquí ya debes de llegar con una base aeróbica fuerte, buena técnica y las cualidades específicas para cada disciplina plenamente desarrolladas. El objetivo de esta fase es familiarizarte lo máximo posible con los requerimientos reales de una carrera.

Elegir el plan perfecto para ti

Puede que aún después de esta información sigas teniendo dudas sobre qué plan de entrenamiento es mejor para ti. Algunas cosas que tienes que tener en cuenta para elegirlo serían:

  • Distancia del triatlón. No es lo mismo preparar un triatlón al sprint, que un Ironman y el entrenamiento será muy diferente.
  • Qué objetivo de tiempo tienes. Puedes querer simplemente terminar sin necesitar asistencia médica o aspirar a la victoria, ya sea total o en tu categoría.
  • Cuánto tiempo podrás dedicar al entrenamiento. Obviamente no puedes multiplicar el tiempo, así que necesitarás adaptar tu plan a tu tiempo disponible.