Todo lo que debes saber si te enfrentas a tu primera carrera

Todos los días nos encontramos con personas motivadas a comenzar un desafío deportivo, salir a correr y entrenarse para enfrentar su primera carrera. El running es la actividad física que tiene nuevos postulantes todos los días, pero muchos ignoran los siguientes datos. 

Más allá del miedo que puede surgir antes de enfrentarte a este reto, también existen condiciones físicas junto a algunos precauciones que se deben cumplir. Previo a encarar este desafío ten en cuenta tres puntos importantes: evolución de la capacidad física, disciplina y entrenamiento metódico.

Los tres pilares clave para la primera carrera

Hay que evitar el intento por superar a otros corredores con mayor experiencia o con un entrenamiento más intenso. Al no estar en el mismo nivel de preparación física, si se intenta copiar el ritmo de este tipo de competidor entonces será muy perjudicial. 

El cuerpo se cansará antes de tiempo, aparecerá una fatiga intensa, y las probabilidades de sufrir una lesión aumentarán considerablemente. El incremento de la capacidad física se va ganando poco a poco a medida que se intensifica el entrenamiento físico. 

La mayoría de las personas que se enfrenta a su primera carrera no tiene las mismas horas de entrenamiento que los más avanzados.

La disciplina es uno de los rasgos fundamentales que debes saber, y también incorporar como hábito. Es importante tener un entrenamiento en el que se aprenda a controlar el cuerpo y “saber escucharlo”. 

Cuando se corre una carrera por primera vez, al ser la primera experiencia de competición, pueden aparecer sensaciones que son importantes prestarles atención. Podría aparecer algún cansancio excesivo o un dolor leve en alguna parte del cuerpo. 

Con un entrenamiento en el que se aprenda a “escuchar al cuerpo” se podrá tener un recorrido más estable. En la primera carrera, más importante que llegar a la meta en una buena posición, es simplemente llegar.

Un entrenamiento metódico se caracteriza por plantearse objetivos cortos y alcanzables, como ir mejorando en tiempo y/o velocidad, resistencia, etc. Esto hará mucho más fácil la primera experiencia de competición ya que el cuerpo estará más y mejor preparado. 

Servirá también para tomarse la primera carrera con calma. Al lograr controlar los miedos y tensiones de todo tipo que tal vez puedan aparecer, la experiencia será más placentera y la capacidad física aumentará durante la misma.

Consejos prácticos

-> No usar equipo nuevo en la primera carrera: Lejos de ser un detalle sin importancia, si se utiliza algo nuevo para el día de la competición entonces no tendrás la experiencia de haberlo usado. 

Esto puede ocasionar dolores, raspaduras, cortes, o sólo algún tipo de molestia. En el mejor de los casos la molestia te distraerá y tu capacidad física disminuirá.

-> Descanso adecuado: Es recomendable dejar descansar al cuerpo algunos días antes de la competencia para que ese día cuente con su máximo potencial. Por lo menos los tres días anteriores deben quedar libres de todo ejercicio físico de entrenamiento. 

Para estar mejor preparado se pueden utilizar estos días libres y aplicar la técnica de la visualización. Con ella ganarás experiencia previa que será muy útil ante posibles situaciones en medio de la competencia.

-> Empezar la carrera despacio: No es necesario salir a toda velocidad ni bien comienza la carrera. El cuerpo se podrá acostumbrar mejor con una velocidad progresiva, logrando obtener estabilidad en el ritmo, organizar mejor el desgaste de energía y de músculo. 

Existen muchas aplicaciones para smartphones que nos indican la velocidad que estamos llevando, así como el ritmo cardíaco, entre otros datos. Esto puede ser útil para tener un mejor control en el progreso de la carrera, o durante los entrenamientos.

-> Desayuno e hidratación: En el desayuno, al igual que un equipo nuevo, no deben haber innovaciones. Es importante desayunar lo mismo que todos los días con alimentos ricos en hidratos de carbono simples unas dos o tres horas antes de la competencia. 

Evita los alimentos con fibra si quieres estar libre de molestias estomacales. La buena hidratación debe ser algo de todos días, tanto el día de la carrera como los días previos. Al ingerir agua durante la competencia se debe hacerlo en pequeñas cantidades para evitar las ganas de ir al baño y la sensación de pesadez.

-> Autoenfoque y pensamiento positivo: Debes prestar especial atención a tu cuerpo y tus emociones. Olvídate de los demás, de los otros competidores y de los visitantes. En tanto más autopercepción tengas, mayor control tendrás en tu organismo, por lo que podrás evitar lesiones y fatigas. 

Como todo reto, la primera carrera puede ser un objetivo que se torne cada vez más difícil una vez que estás allí. Mantén un pensamiento positivo en todo momento, es decir antes y durante la carrera. 

Está comprobado científicamente que esto te brinda un incremento de energía cuando los sentimientos y pensamientos son positivos que cuando son negativos. Por el contrario, la energía y el rendimiento disminuyen con la negatividad.