Tips para elegir la mejor bicicleta de montaña

Se acerca el frío invierno y no suele ser el momento más idóneo para iniciarse en el ciclismo de montaña. El frío, la lluvia y el barro pueden ser elementos que impidan practicar este deporte de forma segura.

Sin embargo, puede aprovecharse esta estación para decidirse a comprar una nueva bicicleta de montaña que haga frente a todas las inclemencias. Solo hay que tener en cuenta algunos aspectos para acertar con esta nueva adquisición.

Talla del cuadro

Cada persona es única y así mismo debería de serlo su bicicleta. Para elegir la talla adecuada del cuadro de la bicicleta, se debe tener en cuenta la distancia desde el suelo a la entrepierna de la persona que la vaya a utilizar.

Con esta medida se logra elegir el tamaño que mejor se adapta a su nuevo dueño, y permite disfrutar del ciclismo con la máxima comodidad.

Tipo de suspensión según el terreno

La amortiguación es una de las principales cosas a tener en cuenta al comprar la bicicleta de montaña. Existen distintos grados de amortiguación: suspensión delantera, total, o sin suspensión. Normalmente, las bicicletas sin suspensión mecánica son las que se utilizan para deportistas que compiten a un alto nivel.

Las bicicletas con suspensión delantera están preparadas para hacer más cómodas las subidas en montaña. Por su parte, las de doble suspensión facilitan tanto la subida como la bajada.

Tamaño de las ruedas

Hace unos años solían utilizarse ruedas de 26", aunque esta medida se ha quedado un poco obsoleta y relegada sobre todo a bicicletas de gama media o baja. Estas ruedas más pequeñas permiten alcanzar mayor velocidad y, cómo son bastante ligeras, ayudan a hacer más fáciles las subidas.

En la actualidad, suelen utilizarse ruedas de 29", que son más grandes y otorgan más estabilidad en terrenos difíciles. Su mayor tamaño hace que a cada pedalada se avancen más metros y además mejoran la tracción. Son la mejor elección para recorrer terrenos llanos o con poco desnivel. Recientemente ha surgido un tamaño intermedio, de 27,5", que puede ayudar a quienes vayan a seguir una ruta con muchas subidas y bajadas. 

Frenos eficientes y seguros

Para recorrer la montaña en bicicleta de una manera segura es esencial contar con un sistema de frenado adecuado.Lo ideal es utilizar frenos de disco que faciliten la tarea, sobre todo en las bajadas. Los frenos hidráulicos son bastante cómodos, y es que con poca presión se consigue un frenado preciso.

Sé realista cuando hagas tu elección

Resulta obvio pensar que a cualquiera le gustaría tener el último modelo de bicicleta lanzado al mercado y con las mejores características. Llegados a este punto es donde se debe hacer valer la importancia del sentido común: no se debe comprar algo a lo que después no se le vaya a dar uso.

Al adquirir la bicicleta de montaña se debe tener claro qué se quiere conseguir con ella y adecuar la compra a la consecución de ese objetivo. Obtener componentes innecesarios harán que, además de derrochar el dinero, se utilice la bicicleta con menor frecuencia y disfrute.