Qué es psicobloc y cómo practicarlo

Con la llegada del verano vuelve a sonar más fuerte uno de los deportes estrella de este. Es el caso del psicobloc, que desde hace ya bastante tiempo es practicado cada vez por más gente. Esta actividad es muy peculiar y peligrosa, pero lejos de ahuyentar, parece atraer cada vez a más deportistas. ¿Qué es, cómo se puede practicar y qué peligros conlleva?

¿Qué es el psicobloc?

Esta práctica, conocida también con el nombre de deep water soloing, consiste en una modalidad de escalada. Es especial, pues se realizará sin ningún tipo de cuerdas. ¿Cómo es esto posible? Esto es así porque se escalan acantilados o cavidades marinas, donde en caso de caída, el mar actuaría como red de seguridad.

El psicobloc es una derivación de lo que se conoce como bloque o búlder. Tendrá varias diferencias, pues la altura mínima es alrededor de los quince o veinte metros, permitiendo una mayor caída. Este es el gran atractivo del novedoso deporte, que surgió en los años 70 en la isla de Mallorca, y que se practica especialmente en zonas costeras.

No obstante, no solo se practica en el mar, sino que en los ríos o embalses también es posible. Será necesario en cualquier ubicación una buena profundidad del agua y la seguridad de que no existan rocas. Lo fundamental será preparar lo mejor posible la caída para evitar cualquier tipo de daño, molestia o lesión.

Todo lo necesario, y un poco más

Hacer psicobloc es algo sencillo, o por lo menos, que no necesita un número elevado de materiales. Al ser un deporte que se practica en la naturaleza, acantilados sin cuerdas, generalmente, lo necesario para llevarlo a cabo es lo mínimo. Por ejemplo, la propia escalada es mucho más compleja en este aspecto, necesitando grandes cantidades de cuerdas y de aparejos. 

Sin embargo, sí que habrá un factor fundamental, y es que la calidad del material debe ser la mejor. Al tratarse de un deporte que entraña mucho peligro, las consecuencias pueden ser muy malas. Escatimar en este tipo de ocasiones nunca es la mejor idea. Se necesitarán materiales homologados.

Los conocidos como pies de gato son indispensables. Se trata de un calzado cómodo, que se relaciona con la escalada y que suele ser el preferido por todos aquellos que la practican. Deben ser flexibles e impermeables como grandes requisitos. También deben ser ligeros pero que se queden bien sujetos a los pies. Que ofrezcan una buena movilidad es algo básico.

Por otro lado, habrá que prestar cierta atención a otros materiales necesarios como el bañador. El psicobloc es una práctica bastante libre, y aunque en algunos casos hay variantes que son sin ropa, no es una opción muy recomendable. Una caída con tantos metros de altura necesita un bañador que pueda proteger el cuerpo. A la par, debe ser cómodo para permitir realizar el ejercicio con facilidad y no ser un estorbo.

Por último, en todo kit de escalada, y por tanto de psicobloc, debe haber magnesio y una buena magnesera para guardarlo. Esto es necesario para eliminar la humedad de las manos, evitando que se puedan resbalar con la roca. Suele aparecer en formato polvo, y se echa sobre los dedos y las manos, siendo necesario para poder agarrarse a la roca

¿Todo el mundo puede hacer psicobloc?

Hablar de psicobloc es hacerlo de escalada, salvando las distancias. Esto es algo muy a tener en cuenta para quien desee iniciarse en esta práctica. ¿Puede todo el mundo hacer psicobloc? La respuesta es bastante clara: no. Se necesitan muchas cosas para poder desarrollar este deporte con un mínimo de seguridad.

En primer lugar, la experiencia es algo básico. Lo más sensato es haber hecho escalada primero, con arneses y cuerdas donde el riesgo de caída sea cero. Pese a que uno de los atractivos del psicobloc sea esa caída en el mar, no es la mejor solución posible. Caerse una vez puede ser divertido, pero hacerlo varias perdería cualquier tipo de gracia. 

Será necesario contar con una buena forma física. Hacer psicobloc es una actividad que requiere de fuerza y agilidad. Es evidente que no es un deporte para perder peso o adelgazar como podría ser el caso del running. Se necesitará una buena base muscular que permita agarrarse a la roca, o una gran flexibilidad para buscar con la pierna el siguiente ‘escalón’ del acantilado. No hace falta ser un prodigio físicamente, pero sí que se debe contar con un mínimo.

Saber caer en el agua también es un gran requisito. Una caída a mucha altura contra la superficie del mar o de un río puede suponer lesiones graves. Elegir bien el terreno es importante, pero tener la capacidad de caer bien, lo es mucho más. 

Por último, el psicobloc es un deporte que obliga a la sensatez. Es algo lógico, pero cabe remarcarlo. Quien quiera hacer psicobloc tiene que ser consciente de sus propias limitaciones y defectos. Intentar escalar a más altura de la que uno puede no sería algo sensato, por lo que cada uno debe saber hasta dónde puede llegar.

¿Por qué practicar psicobloc?

La libertad que otorga el psicobloc es el principal atractivo para todos aquellos que lo practican. Poder escalar un acantilado sin cuerdas, y con la sensación de que ‘nada te sujeta’ es el motor para los aventureros. La adrenalina de tener el mar como única red de seguridad, mueve a muchos a atreverse y a querer prescindir de las cuerdas para escalar.

Por otra parte, el miedo es lo que impide que muchas personas que desean hacer psicobloc, lo hagan. Es innegable el hecho de que hay una buena dosis de peligro en este deporte. Sin embargo, siendo sensato y teniendo cuidado se puede disfrutar de esta práctica deportiva. Calcular una altura adecuada, ser responsable en cada movimiento y tener un poco de suerte son tres factores con los que se puede evitar la mayor parte del peligro. La mayoría de accidentes provienen precisamente por ser demasiado irresponsable o no conocer bien el terreno donde se va a hacer psicobloc.