Power walking: Un ejercicio novedoso y efectivo

Se está erigiendo en una de las mejores alternativas a los entrenamientos de resistencia tradicionales como el running. Gana adeptos poco a poco por sus muchas ventajas, ser un ejercicio de bajo impacto, fácil de practicar y que requiere poca inversión. Hablamos del Power walking un nuevo y efectivo entrenamiento que ha venido para quedarse.

Pero…¿qué es el Power Walking? Básicamente es caminar deprisa, pero buscando siempre el límite entre andar y romper a correr. Así, se exageran los movimientos de los brazos para aumentar el trabajo general del cuerpo. Aunque esto es una pequeña simplificación, ya que este nuevo tipo de entrenamiento tiene su propia técnica. 

Diferencias entre Power Walking, Running y Jogging

Cuando corremos, nuestros dos pies pueden estar separados del suelo en momentos puntuales. Sin embargo, cuando caminamos un pie siempre se mantiene en contacto con él, reduciendo el impacto.

La postura también es un factor diferencial, durante la práctica de ejercicios de carrera muchos tenemos tendencia a inclinarnos un poco hacia delante. Mientras tanto en la práctica del Power Walking hay que procurar mantener la postura más erguida posible sin inclinarnos hacia delante o hacia atrás.

En carrera, los brazos están delante del cuerpo, doblados y se mueven con la zancada. Cuando haces Power Walking los brazos también se mueven con la zancada. Pero se mantienen extendidos paralelos al cuerpo y se exagera un poco el movimiento para intensificar el entrenamiento global de los grupos musculares.

Aunque es cierto que un atleta entrenado en carrera será más rápido que un atleta practicando Power Walking, la velocidad no es un factor tan determinante a nivel amateur como muchos creen. Muchos power walkers pueden caminar más rápido de lo que muchos runners corren. De hecho, el récord del mundo caminando está establecido en 5´ 31” 08 para cubrir una milla (1609m). Esto es un ritmo de 3´25” por kilómetro. El récord del mundo de 10K es de 26´11” con un ritmo de 2´37”. 

Beneficios del Power walking

Los beneficios del power walking son muchos y dependen de cada persona. Aquí puedes encontrar un listado de lo que puedes sacar del Power Walking: 

  • Estimulación cardiaca. El Power Walking es un ejercicio de intensidad moderada pero constante. Esto hace que nuestro ritmo cardiaco se vea incrementado, pero se mantenga en umbral aeróbico por largos periodos. Así se favorece el desarrollo de la resistencia cardiaca y un corazón más saludable.
  • Prevención de enfermedades. Por lo anteriormente expuesto, el Power Walking practicado con constancia prevendrá problemas cardíacos. Además, está demostrado que la práctica regular de actividad física favorece al sistema inmunitario.
  • Pérdida de peso. Cuando caminamos quemamos calorías a buen ritmo. Si además lo hacemos aplicando la técnica del Power Walking aumentamos esa quema de calorías. Si combinamos la práctica de este novedoso y beneficioso entrenamiento con una dieta equilibrada, perderemos peso de la manera correcta, poco a poco y sin rebotes.
  • Liberación de estrés. Todos los que practican deporte saben que después de una sesión te sientes menos estresado. Ponte tus zapatillas, tu música o podcast favoritos y sal a deshacerte de todas las preocupaciones del día a día.
  • Es un ejercicio de bajo impacto. A diferencia de en el running, cuando practicamos Power Walking siempre mantenemos un pie en el suelo, con lo que no se produce el efecto “aterrizaje” que castiga las articulaciones. Este es el motivo por el cual muchos deportistas sufren de problemas de rodilla, tobillo, etc. se pasan al Power Walking.