Pliometría: El entrenamiento te llevará al siguiente nivel

Cuando entrenas siempre lo haces con un objetivo: saltar más alto, correr más rápido, levantar más peso. El objetivo dependerá de tu deporte claro, pero lo que es seguro es que para lograrlo necesitarás una cualidad concreta: potencia. 

Y uno de los mejores entrenamientos para conseguir esa potencia es a través de los ejercicios pliométricos, ¿cómo? Si no sabes aún lo qué son los ejercicios pliométricos sigue leyendo y te enseñaremos cómo llevar tu potencia al siguiente nivel.

¿Qué es la pliometría?

Seguro que estás acostumbrado a los clásicos entrenamientos de fuerza y ganancia muscular en los que se trata de mover más peso cada vez, de forma lenta y controlada. Pues bien, el entrenamiento pliométrico se basa en hacer justo lo contrario: movimientos rápidos y explosivos concentrados en un aumento de la potencia con que se realizan. Con estos movimientos lo que se busca es activar más fibras musculares lo más rápido posible.

Cuando realizamos ejercicio los músculos se someten a un ciclo llamado de estiramiento y contracción. El músculo se extiende (estiramiento) para luego encogerse (contracción). Los ejercicios pliométricos buscan realizar este ciclo estiramiento-contracción de la forma más rápida posible para incrementar la potencia.

Beneficios de los ejercicios pliométricos

Fortalecer las fibras de contracción rápida de los músculos

Son las fibras responsables de convertir la potencia en velocidad, y mediante el entrenamiento pliométrico no solo las fortaleceremos, sino que aumentaremos el ratio de estas fibras en detrimento de las fibras de contracción lenta.

En resumidas cuentas, a mayor velocidad pueda desarrollar el músculo, mayor potencia será capaz de generar.

Aumenta la resistencia y fuerza de los tendones

Lo que deriva en una considerable reducción de las probabilidades de lesionarse. Esto es algo bien sabido por todos los que practican deporte de forma regular, unos tendones fuertes y sanos reducen la posibilidad de lesionarnos. Pues trabajando con pliométricos aumentaremos la resistencia de nuestros tendones debido al estrés controlado al que los sometemos, aumentando también su elasticidad.

Disparará la eficiencia de tu sistema neuromuscular

Así es. Cuando trabajamos con ejercicios pliométricos la velocidad es el factor determinante. Para que el músculo se mueva de forma más rápida, la señal que recibe desde el cerebro debe de ser también rápida. 

Esto estimula todo el sistema neuromuscular que debe de transmitir la información de la manera más veloz posible. De esta forma cada vez que hacemos una sesión de pliometría estamos estimulando nuestro sistema neuromuscular.

Mejorará tus habilidades para la práctica de deportes

Si lo que buscas no es solo practicar un deporte, o mejorar tu condición física, la pliometría puede ser un gran aliado. Y es que es un entrenamiento enfocado al rendimiento y será útil para, por ejemplo: saltar más alto o más lejos, lo que te permitirá hacer un mate en baloncesto, rematar de cabeza en fútbol o hacer ese salto de longitud más lejano. Desarrollar movimientos explosivos ideales para halterofilia, o dar esas últimas zancadas con potencia máxima en un sprint…

Si no conocías los entrenamientos pliométricos, como puedes comprobar, son una de las mejores alternativas si de aumentar la potencia se trata. Esto además, lo avalan estudios de organismos tan importantes como la European Journal of Applied Phisiology o the Journal of Strength and Conditioning Research. Ahora que ya conocéis este tipo de entrenamiento no olvidéis incluirlo en vuestras rutinas y comprobar los resultados.