¿Por qué es importante la nutrición para un triatlón?

Aunque resulte evidente, la nutrición deportiva para triatlón es uno de los pilares fundamentales. Si un triatleta profesional busca alcanzar un máximo rendimiento debe tomarla muy en cuenta. Y es que si la nutrición es deficiente, el cuerpo también lo será, y con ello el éxito estará aún más lejos.

Conocida como entrenamiento invisible, la buena nutrición es un factor clave no solo para la etapa previa al entrenamiento, sino también en el durante y en el después.

Hábitos de nutrición para un triatleta

Es necesario establecer varios hábitos que incluyan alimentos naturales. Los alimentos naturales son importantes para todo tipo de personas, ya que aportan los distintos componentes que el cuerpo requiere para un óptimo funcionamiento.

Esto es aún más relevante para un triatleta, pues llevará su cuerpo al límite en las pruebas de triatlón y en cada competencia. Además, la hidratación también es un punto a tener en cuenta. Lo ideal es dividir los dos litros necesarios en el día, o la cantidad que necesites.

Alimentación para comenzar

Si además hablamos de un triatleta amateur, hay que añadir más. Un deportista que se encuentra en sus inicios seguramente tiene otras actividades diarias, trabajo, estudio, etc. La nutrición debe adecuarse a su ritmo de vida diario, por lo tanto, los hábitos que desarrolle no deben ser iguales a los de un deportista profesional.

Por el contrario, la nutrición ideal se debe acompañar siempre al progreso del entrenamiento. Para prepararse el día de la competición se debe realizar una última ingesta unas dos horas antes de la misma.

Para el mejor rendimiento deportivo la glutamina ayudará al momento de los entrenamientos físicos prolongados e intensos, como suelen ser en el triatlón. Este aminoácido es primordial para el cuerpo, especialmente cuando hay una caída de calorías y sobre todo si hay daños o lesiones. Tiene algunos beneficios considerables, facilita el crecimiento muscular, minimiza sus daños y favorece el sistema inmunológico.

Gran parte del tejido músculo-esquelético se constituye por este aminoácido, con lo cual no debe dejarse de lado en una nutrición adecuada.

Durante la competición

En el momento de las pruebas de triatlón pueden aparecer algunos síntomas de deshidratación. El primero de ellos es la sed, y para evitarla se debe tomar agua de manera moderada antes de sentir su sensación. Una excelente opción en la nutrición para triatletas es la bebida deportiva o isotónica, ya muy conocidas por todos.

Reponen los electrolitos expulsados a partir de la transpiración, lo que nos mantiene hidratados en todo momento. Se consigue retardar la fatiga y recuperar el rendimiento físico debido a que sus aportes comprenden los azúcares, hidratos de carbono, minerales como el sodio, potasio y cloro, entre otros aportes.

Un apoyo por el que se puede optar son las barras energéticas. Estas varían en calidad y calorías, con lo que se debe elegir la indicada. En general su asimilación ronda los treinta minutos debido a los ingredientes que contienen.

Y cuando termines la carrera...

Hay que tener en cuenta los siguientes recaudos en la nutrición deportiva para triatlón a fin de evitar malestares corporales, y al mismo tiempo darle al cuerpo los elementos necesarios para una buena recuperación. Por eso una buena opción es comer frutas, de preferencia aquellas con buen nivel de líquido.

Con ello se estarán incorporando los minerales esenciales perdidos durante la competición. La mejor opción para readquirir los glucógenos gastados son los hidratos de carbono. El cuerpo deberá regenerar la musculatura, y para ayudar en esa tarea, la nutrición para triatletas debe incluir el consumo de proteínas. La cantidad de proteínas irá variando según el peso del competidor. El tiempo ideal para incorporar los alimentos después de las pruebas de triatlón es de unos veinte minutos aproximadamente.

Nutrición individualizada

Las mujeres y los hombres necesitan una nutrición para triatletas algo diferente entre sí. Esto incluye la ingesta de hierro, calcio, aminoácidos, calorías, entre otros. En general, las mujeres pueden tener problemas de hierro teniendo en cuenta su ciclo menstrual.

Por eso, la nutrición deportiva para triatlón debe considerar este factor para no conseguir tener anemia en algún momento de la carrera como triatleta. Si la mujer en cuestión se siente débil o fatigada más de lo normal puede deberse a ello. Será necesario entonces solucionar la anemia para no cargar con limitaciones en el rendimiento corporal.

Mantén estos alimentos lejos si quieres triunfar

Así como existen los alimentos excelentes y los buenos, también existen los malos y perjudiciales. No son muy diferentes que los alimentos perjudiciales que deben evitar todas las personas. En el caso de los triatletas deben prestar mayor atención, ya que el riesgo puede ser mayor durante las pruebas de triatlón.

Los alimentos procesados en general, y más aún los de mala calidad, no aportan tantos nutrientes como sí lo pueden hacer los alimentos naturales. Entre ambos, siempre serán mejor los naturales porque en muchos casos los procesados no aportarán beneficios en absoluto a tu nutrición deportiva para triatlón. Aquí entran los alimentos con grasas trans o grasas saturadas, las gaseosas en general, las comidas rápidas, las golosinas, entre otras.

También se debe registrar la tolerancia hacia ciertos alimentos como lácteos, fibras y algunas grasas, haciendo de la nutrición para triatletas la más adecuada según cada caso.

Consecuencias de una nutrición incompleta

Llevar a cabo un plan de nutrición enfocado en triatlón y en el esfuerzo al que se enfrenta tu cuerpo, no solo te permitirá potenciar el rendimiento sino mejorar la recuperación. Y es que, si no tomas la nutrición como una de las bases de tu preparación, te puedes encontrar con algunos problemas que pondrán en peligro tu éxito en la carrera.

Uno de ellos es la falta de combustible. Si no comes lo suficiente en relación con tu nivel de actividad, no solo fallarás en la carrera, sino que también presentarás problemas a largo plazo. Tendrás un mayor riesgo de lesiones, una disminución del glucógeno, estarás más irritable y ansioso. Además, la salud de tus huesos también se resentirá, y puedes presentar una disfunción gastrointestinal, cardiovascular y menstrual.

Esta falta de combustible puede incluso suceder involuntariamente si no controlamos la energía que necesitamos producir y la adecuamos a la comida. Por eso hay que darle el mismo nivel de importancia a la nutrición si quieres completar la carrera sin problemas.

¡No te olvides de la deshidratación!

Como ya hemos nombrado anteriormente, se debe tener presente en la preparación y la ejecución de un triatlón, así como en cualquier entrenamiento de resistencia el riesgo de deshidratación está presente. A esto se añade la climatología que habrá que tener en cuenta, pues cuanto más caluroso sea, el riesgo será mayor. Mantener un estado de hidratación adecuado, es vital para tu salud y también para mejorar el rendimiento físico.

Es importante tener en cuenta que cuando hacemos ejercicio somos menos sensibles a la sed, y es que hasta que no hemos perdido un 1-2% del peso corporal en líquido no empezamos a sentirla. En este momento ya hemos experimentado una menor capacidad de rendimiento aeróbico, además de que se ha dificultado la capacidad de nuestro cuerpo para liberar el calor a través del sudor.

Pero, para mantener la hidratación de nuestro cuerpo en un estado óptimo, no solo es necesario beber agua en el momento de sentirse sedientos. La hidratación se debe mantener en todos los entrenamientos. Una forma sencilla de saber que tu estado de hidratación es adecuado, puedes fijarte en el color de tu orina, que debe permanecer en un color claro o amarillo pálido.