¿Necesitas un coach de ciclismo?

Ante el creciente número de ciclistas surgió hace tiempo la figura del coach. Normalmente se asocia el hecho de tener un entrenador personal hacer ciclista profesional o semiprofesional, pero con el paso de los años está cambiando este concepto. Y todo ello se debe al entendimiento y la comprensión real de la figura del entrenador personal.

Son muchas las personas que están optando por contratar los servicios de estos profesionales del deporte, la salud y el bienestar personal y profesional. Existen muchas razones para animarse a adquirir sus conocimientos y su guía. 

Ventajas de tener un coach personal

El principal motivo que suele llevar a los ciclistas a contratar un entrenador personal es encontrar la motivación suficiente para mejorar y desarrollar su mejor versión. Y es que el coach tiene una visión más objetiva de las metas que se le proponen y sabe valerse de sus conocimientos para guiar al ciclista hacia la mejoría buscada. La relación personal con tu coach será clave para el buen entendimiento y para mantener una comunicación fluida.

Los progresos en el ciclismo requieren muchos sacrificios. Pensando en la relación calidad-precio de nuestro equipo, merece la pena invertir en mejorar el principal factor de la carrera: tú mismo. Una buena bicicleta y unas circunstancias ideales no te harán ganar la carrera, pero la constancia en el entrenamiento, la motivación y tu estado de forma sí que son claves para conseguir tus objetivos. La experiencia previa del coach es un aval estupendo para evitar cometer errores fácilmente evitables, ya que se trata de un profesional que vive y ha vivido muchas situaciones iguales a las que se pueden presentar. 

Además hoy en día no es necesario la presencia física del entrenador personal durante la preparación, ya que existen diferentes maneras de estar comunicados. Aún así es muy útil reunirse de forma ocasional para transmitir en persona los datos de la carrera, esfuerzos e ideas que vayan surgiendo en el proceso. A pesar de ser un reto difícil, la asistencia remota suele dar resultados tan buenos como la presencial. Sobre todo si se conocen los factores determinantes para obtener los objetivos fijados. De nuevo la experiencia del coach será de gran ayuda en estas etapas.

Beneficios del coaching

Todo esto aportará grandes beneficios al entrenamiento. A nivel físico se consigue un mejor estado de forma de manera más saludable y más rápidamente que sin la ayuda de un entrenador personal. Contar con la experiencia para el entrenamiento de una persona que lleva años entrenando a otros, podrá garantizar un nivel físico óptimo para la realización de los entrenamientos del ciclista.

Quizás el aspecto más importante y beneficioso de contar con un coach particular sea la motivación. Suele ser el punto de inflexión que lleva a los ciclistas amateur a alcanzar niveles de entrenamiento profesionales o bien a conseguir mejores resultados. Al ser un factor externo al entrenamiento y al propio ciclista, la figura del coach te animará a entrenar mejor y hacerlo de manera más eficiente y saludable. 

De la misma manera, a nivel pedagógico se aprenden más conocimientos y de forma más rápida que teniendo que cometer los errores tú mismo. Un buen entrenamiento se basa en la evaluación y explicación de los niveles formativos por parte del coach, con los que se obtendrán los conocimientos necesarios para establecer un buen programa de entrenamiento base para poder mejorar.

Lograr grandes mejoras

El coaching es una herramienta perfecta para lograr grandes mejoras en el ciclismo, siempre dentro de la lógica. Un coach no va a hacer milagros, y al final el esfuerzo va a estar en tu mano, pero sí será una pieza clave para que día a día vayas mejorando en tus entrenamientos.

Además, la curva de aprendizaje se irá reduciendo, y podrás obtener beneficios de una forma mucho más rápida que si te empleases tú solo. Cada caso es distinto, si realmente te interesa mejorar, habla con un coach, muestra tu nivel actual y sigue sus consejos para lograr tus objetivos.