Motivación en invierno, ¿cómo mantenerla?

Cuando llega la época invernal mucha gente se siente menos receptiva a la hora de ponerse hacer un entrenamiento. Ya sea por el frío, por el ajetreo y los compromisos, la motivación no llega tan fácilmente como en otras épocas del año. 

Si tú eres una de esas personas y necesitas encontrar la concentración y la motivación necesaria para seguir entrenando en invierno, solo tienes que seguir leyendo. Aquí encontrarás algunas ideas que pueden ayudarte para mantenerte activo a pesar del temporal.

Entrenamientos amenos

Con la pandemia  y la aparición de diferentes aplicaciones que te ayudan a crear un entrenamiento ameno aunque estés en casa. Por eso algunos optan por montar en bici en su propia casa o en el gimnasio, así como también practicar otro tipo de deportes. Ahora puedes rodar con tus amigos o con desconocidos incluso sin salir de casa.

Si montar en exterior se te hace cuesta arriba, esta es una opción muy interesante. El mundo virtual que se ha formado hace de tu entrenamiento un momento entretenido y tan sencillo que no podrás renunciar a ello.

¡Equipados para el invierno!

Pero aunque las temperaturas hayan bajado, el mundo exterior sigue siendo una opción que nunca hay que descartar. Y en ese caso lo mejor es contar con el equipamiento adecuado a la climatología. Empieza por una capa base, a ser posible de lana, que te mantenga caliente aunque se impregne de sudor. 

Lo siguiente será una capa aislante, ya sea un chaleco o un forro polar no muy grueso. Y por último, una capa cortavientos que proteja tu núcleo. También debes acompañarlo de un gorro que se adapte bien, unos guantes transpirables y unas zapatillas que mantengan tus pies calientes. Si tu equipación es la correcta, nada podrá pararte.

Fortalece tus músculos

El invierno es un buen momento para dedicarlo a trabajar la fuerza. Ya sea en casa o en el gimnasio, seguir un programa detallado de fortalecimiento tiene muchos beneficios. Te permitirá aumentar la fuerza muscular y desarrollar tu resistencia. Estas mejoras te permitirán ser más rápido y fuerte. 

Si ya has analizado tus fallos o tus puntos débiles, puedes estudiar cómo mejorarlos, no solo con entrenamiento de fuerza sino también combinándolos con otros entrenamientos. Unos músculos fuertes te permitirán ir avanzando hacia el siguiente nivel.

Establece objetivos

Con el nuevo año a punto de llegar, es el momento ideal para que establezcas tus objetivos personales para el próximo año. Analiza tu temporada pasada y estudia qué cambios puedes hacer en tu entrenamiento para evolucionar hacia el siguiente nivel. Sé ambicioso, no tienes que mirar solo al próximo año, sino que puedes establecer una visión de tu evolución a largo plazo.

Aunque tu motivación se pueda ver truncada por el tiempo, no debes dejarte llevar. Como has visto hay diferentes opciones, y con unos nuevos objetivos en el punto de mira, sin duda te darán un empujón para tus entrenamientos, experimentando cambios y realizando nuevos ejercicios.