Freestyle Scootering, el deporte urbano de moda

En los últimos tiempos las grandes -y no tan grandes- ciudades de medio mundo se han llenado de un nuevo medio de transporte ecológico y juvenil: los patinetes. Pero al margen de ser el medio de locomoción del presente para muchos usuarios, estos pequeños vehículos personales son la base de un deporte urbano que tiene cada vez más adeptos entre los más jóvenes: el freestyle scootering. 

¿Qué es el Freestyle Scootering?

Imagina una especie de mezcla entre el “skate” tradicional y el BMX, pues eso es a grandes rasgos el Freestyle Scootering. Se trata sencillamente de hacer todo tipo de acrobacias, saltos y piruetas con un patinete.

¿Cuál es su origen?

Aunque anteriormente ya había algunos modelos de patinetes casi artesanales, en la década de los 90 Gino Tsai comenzó lo que podría considerarse una distribución a gran escala. Al principio el arranque fue dubitativo, pero a finales de la década el uso de estos pequeños vehículos se hizo muy popular en California ¿Dónde si no? y empezó a extenderse a otros estados de EE. UU gracias a la creación del equipo Razor y un video promocional titulado “Razor Evolution”. 

Más allá del mero uso como medio de transporte, algunos usuarios comenzaron a experimentar un uso más deportivo, creando el freestyle. En 2006 finalmente tuvo lugar el primer campeonato de freestyle scootering en San Diego. Desde ese momento varios fabricantes han emergido dotando a sus patinetes de mejoras continuas en cuanto a desarrollo y ergonomía se refiere.

¿En qué consiste el freestyle scootering?

En sus orígenes los trucos que se solían hacer eran pequeñas acrobacias sencillas, tales como saltos, deslizar sobre barras, etc. Pronto estas acrobacias se empezaron a quedar cortas para los riders (así se denominan los practicantes de este deporte). Así que  comenzaron a complicarlas con saltos de hasta 720 grados (dar dos vueltas completas sobre tu propio eje vertical), “backflips”, etc.

Paralelamente y según el deporte ganaba adeptos, se empezó a disgregar en varias disciplinas diferenciadas.

Park

Esta modalidad se practica, como su nombre indica, en parques. Y las acrobacias y trucos se desarrollan utilizando como base las estructuras habituales en parques, tales como rampas, barandillas, bancos, etc.

Street

Este tipo se practica en vías públicas y utiliza estructuras frecuentes en calles, por ejemplo escaleras y sus barandillas, zanjas, badenes, etc. 

Flatland

Para algunos el estilo más puro. En esta modalidad no hay ayudas estructurales, se trata simplemente de buscar una superficie plana como una cancha deportiva, un aparcamiento o un descampado y hacer acrobacias usando tan solo el patinete y el cuerpo. 

Los trucos más populares del Freestyle Scootering

Saltar: es lo primero que debes de aprender. El salto es la base para todos los trucos sobre el patinete. No es que sea un ejercicio muy complicado, pero requiere de cierta técnica y debemos dominarla antes de acometer trucos más avanzados si no queremos “besar suelo”.

Rampas: Otro de los trucos básicos pero que hay que dominar desde el principio. Hay que controlar bien las bajadas para evitar caídas.

Manual: Consiste en elevar la parte delantera del patinete y cargar el peso en la parte trasera.

Hacer “grind”: con un pequeño salto subimos al borde de una plataforma o una barandilla y deslizamos la tabla por esta unos metros.

Tailwhip: se trata de hacer girar el patinete sobre el eje del manillar mientras saltamos y que vuelva a quedar bajo nuestros pies.

360º: a diferencia del tailwhip, en un 360 giramos con el patinete sobre nuestro propio eje vertical. Antes de afrontar un 360 puedes empezar por hacer un 180º que es sencillamente mediante un pequeño salto dirigir el patinete al lado opuesto.

720º: La siguiente evolución al 360. En este salto tenemos que conseguir dar dos vueltas completas en el aire sobre nuestro eje vertical. Es un truco para practicantes avanzados.