Entrenamiento de fuerza para triatlón, ¿es importante?

Arranca la temporada de carreras, las que se pueden hacer, y los atletas tienen un único objetivo en mente: mejorar sus marcas en la disciplina que van a desarrollar. Suena muy bien como enfoque pero puede resultar contraproducente. Es de vital importancia no soslayar los ejercicios de fuerza que, a  menudo, consideramos innecesarios

El entrenamiento de fuerza es una valiosa parte de tu rutina de entrenamiento tanto para incrementar tu energía como para prevenir lesiones. Sin ir más lejos, de practicarse en forma correcta, se verán los resultados en las propias carreras. Ahora bien, ¿por qué es de vital importancia el entrenamiento de fuerza durante la temporada?

Prevención de lesiones

Una razón prioritaria por la cual se realizan los ejercicios de fuerza. Los atletas de alta competición tienen como principal enemigo a las lesiones. Por lo que, ejercicios de este tipo nos permiten aumentar el volumen de la masa muscular, incrementar la densidad del hueso y proteger las articulaciones de nuestro cuerpo vulnerables a posibles traumatismos. A su vez, mejoran la densidad ósea, disminuyendo así el posible riesgo de osteoporosis o fracturas.

Convertirte en un atleta integral

Si bien las disciplinas son natación, ciclismo y carreras de a pie, y allí es donde enfocamos toda nuestra atención, es importante hacer un trabajo mancomunado como atleta. En otras palabras, ser un deportista con un poder de ductilidad que nos permita adaptarnos a cualquier tipo de actividad que nos propongamos hacer como seres humanos.

Un factor indispensable: la potencia

El entrenamiento de fuerza realizado con pesas aumenta la fibra muscular de contracción lenta. ¿Qué implica esto? Acelerar la contracción en los músculos trabajados para lograr una potencia sostenida en el tiempo y así equilibrar nuestro umbral de lactato.

Mejor forma y mecánica corporal

La simetría en nuestro cuerpo también se consigue a través de los ejercicios de fuerza. Aquí es donde tenemos que prestar atención en mejorar las malas posturas y así alinear el cuerpo con un trabajo continuo y constante.

Evitar la fatiga

Mejorar la resistencia a la fatiga es algo por lo que los deportistas se desviven. ¿Cómo se consigue? Por supuesto a través de los trabajos de fuerza que generan una entrega de potencia equitativa y, a su vez, salidas más uniformes ya sea en el suelo, en el agua o en los pedales.

Tips para realizar correctamente los ejercicios de fuerza

No abusar de los pesos

Atención al levantar más peso del debido. No necesariamente más kilos nos brindarán una mejor calidad de entrenamiento. Todo lo contrario, un mal movimiento puede resultar perjudicial. Trata de centrarte en la movilidad, flexibilidad y rango de movimiento en tus ejercicios. Para ello son muy recomendables los ejercicios con el propio peso corporal que, asimismo, se pueden desarrollar en casa sin la necesidad de recurrir a elementos extras.

Tiempos cortos y precisos

Los entrenamientos de fuerza no deben durar más de una hora. Una sesión de calidad no debe ser larga sino contundente. Este tiempo debe incluir también la correspondiente entrada en calor y cool down posterior.

Enfócate en un núcleo

En el triatlón se exigen las piernas al máximo. Sin embargo, las mismas necesitan la complementación de un tronco trabajado. Por tanto, hay que reducir al máximo la grasa abdominal trabajando los abdominales superiores, inferiores y oblicuos. Y no olvidar de ejercitar la cadera, encargada de anexar el tronco con las extremidades inferiores. Además cumplen un rol importante los glúteos y la espalda baja.

Combina lo anaeróbico con lo aeróbico

Para ello busca siempre ser explosivo. Ya se sabe que los ejercicios de fuerza tradicionales no hacen mucho por tu capacidad aeróbica. Por tanto, se deben realizar sesiones de alta intensidad conocida por los profesores como series de Hit que contemplan descansos breves. Esta metodología de trabajo es vital para incrementar tu ritmo cardíaco.

En definitiva, debemos entender a los ejercicios de fuerza como una oportunidad para afinar nuestros entrenamientos, potenciar aptitudes y fortalecer debilidades. Invertir tiempo en esta práctica a la larga dará sus frutos incluso cuando llegue el momento tan deseado de la carrera.