Distancias en el triatlón: Olímpico

Cuando un atleta ha conseguido conquistar las primeras metas u objetivos en el triatlón, por supuesto que querrá seguir avanzando. Por lo tanto, un gran número de triatletas que han conseguido superar las distancias Super Sprint y Sprint, pretenden continuar con la categoría Olímpica. No obstante, no es un objetivo que se consiga con gran facilidad. Esto se debe a que es una categoría superior a las anteriores. Esto implica que su nivel de dificultad es mayor en este caso.

Las distintas categorías en el triatlón se dividen por su nivel de dificultad. Para aquellos que quieran abordar la categoría Olímpica, entonces significa que están en camino de transformarse en atletas profesionales. Por lo cual, en esta ocasión veremos cuáles son las distancias en la categoría olímpica del triatlón así como también algunos consejos para abordar de forma exitosa este tipo de carreras.

Adicionalmente, en este tipo de carreras se suelen encontrar muchos individuos profesionales y que tienen un gran entrenamiento. Esto sucede ya que esta categoría es la versión previa que se pretende conseguir para continuar a veces con la categoría IronMan.

Las etapas de la categoría olímpica 

Al igual que en el resto de las categorías del triatlón, aquí también se deben superar 3 etapas con una disciplina diferente en cada una. Por lo general, el orden es siempre el mismo, siendo la primera la natación, la segunda el ciclismo y la tercera la carrera a pie.

Para la primera etapa, deberás recorrer una distancia aproximada de unos 1500 metros en natación. Cuando se finaliza esta primera etapa te estará esperando la segunda disciplina que es el ciclismo, teniendo que recorrer en este caso unos 40 kilómetros aproximadamente. Por último, una vez que consigue superar esta segunda etapa, la carrera finalizará luego de haber recorrido unos 10000 metros a través de una carrera a pie. 

Por supuesto que existe un consenso entre los organizadores de todo el mundo de esta categoría de triatlón, por lo que se trata de respetar estas distancias. Sin embargo, los kilómetros para cada disciplina podrían variar aunque sea un poco.

Durante cada una de estas etapas, tus músculos y tu capacidad cardiopulmonar se pondrán a prueba. Lo más importante de ello es considerar no solamente un entrenamiento físico sino también un entrenamiento mental. Si logras alcanzar un correcto y adecuado entrenamiento mental, podrás tener y mantener la fuerza necesaria, sobre todo en los momentos más difíciles.

Las distancias de esta categoría de triatlón pueden parecer muy largas, o algo cortas, según el entrenamiento que consiga cada competidor. Conseguir un entrenamiento que se adapte a un ritmo superior al de la competición, será una gran ventaja al momento de comenzar tu primer carrera de estilo olímpico.

Preparación física para las distancias de la carrera olímpica

Para conseguir alcanzar el éxito en esta categoría Olímpica, se debe considerar un entrenamiento físico y mental acorde a este objetivo. No se trata de una carrera que sea simple o sencilla. Por lo cual, tener la mejor preparación evitará también algún daño o lesión física.

En el caso de que se trate de un principiante en las carreras de triatlón, entonces probablemente requerirá un entrenamiento de aproximadamente unos tres a cinco meses. De esta manera, el participante podrá alcanzar el ritmo de la competición de forma adecuada. 

Por otra parte, aquellos atletas que ya posean un conjunto de experiencias en la categoría Sprint, requerirán de una menor cantidad de tiempo de entrenamiento previo. El tiempo requerido para el entrenamiento de este tipo de atleta va de unas 6 semanas hasta unas 12 semanas aproximadamente.

El estilo olímpico en el triatlón permite conocer las propias capacidades físicas y mentales de cada participante. Incluso aquellas capacidades que se encuentran en los límites de cada organismo. Junto a ellos también cada participante puede conocer sus áreas más débiles. Esto resulta realmente útil para poder fortalecer aquellos puntos vulnerables, y evitar de esa forma obtener malos resultados, o conseguir sufrir algún tipo de lesión.

El entrenamiento previo también es esencial para conocer cuál es la disciplina en la que más te sentirás cómodo. Junto a ello, por supuesto también conocerás aquella en la que te sentirás más inseguro. Conocer esta vulnerabilidad te permitirá estar mejor preparado para la competición, al entrenar con más fuerza la disciplina que te resulte incómoda.

Un paso hacia tu meta

La categoría olímpica se presenta como el desafío intermedio, entre lo que significa ser un atleta principiante y lo que se corresponde a un triatleta profesional. Por lo tanto, conseguir un primer triunfo en una carrera olímpica significa un antes y un después en tu carrera como triatleta.

Por lo cual, al obtener un entrenamiento adecuado, tanto mental como físico, estarás más cerca de tu meta. Tan sólo queda por construir la disciplina más adecuada, para conseguir eliminar el miedo y la sensibilidad es durante la competencia.