Distancias en el Triatlón: Media Distancia

En esta ocasión vamos a investigar de qué se trata exactamente la media distancia en el triatlón. Si te interesa particularmente esta distancia, entonces quizás ya tengas una determinada experiencia en otras competiciones similares en el triatlón. Por lo tanto, para poder continuar avanzando, y conquistar cada vez nuevos y mayores logros, habrá que estudiar sus peculiaridades.

Cada una de las distintas categorías en el triatlón busca adaptarse a los estados físicos, y a las capacidades de los participantes. Es por este motivo que en el triatlón existen otras categorías aparte de esta, las cuales están organizadas según el nivel de dificultad. La media distancia suele ser también conocida como Half Iron Man. 

Por lo tanto esta disciplina en particular es uno de los tantos puntos medios de muchos participantes, que no son todavía profesionales, pero que tampoco son principiantes. Esto significa que se trata de una prueba que todos los triatletas buscan superar para estar un paso más cerca del profesionalismo.

¿De qué se trata la categoría Media Distancia?

En primer lugar, debemos mencionar que al llegar esta etapa los participantes deben contar con un entrenamiento considerable. Debido a que no se trata de una prueba liviana y fácil de realizar. De la misma forma, también cualquiera puede encontrar un montón de profesionales, que buscan realizar esta prueba y con ello mejorar sus tiempos. Y para lograr esto no solamente se requiere de un entrenamiento físico, sino que es importante también un entrenamiento mental.

Con lo cual, a partir de las distancias aproximadas de la media distancia podemos ver que no se trata de una prueba sencilla, ya que de ser así no se trataría de la prueba que constituye un antes y un después en un triatleta. De modo que, existe una especie de consenso dentro de las distancias de las tres disciplinas en esta categoría. 

Con respecto a la natación, se suelen establecer unos casi 2 kilómetros, es decir 1900 metros, aunque también podría suceder que se llegue a los 3 kilómetros de natación. Para la segunda fase, esto es la disciplina del ciclismo, se establecen aproximadamente unos 90 kilómetros. Por lo tanto, se trata de una instancia que es considerable. Podrás intuir que en esta categoría, y también en la siguiente, el factor mental es una de las piezas claves. 

Para continuar y finalizar con la tercera etapa y última disciplina, es decir la carrera a pie, se imponen entre 20 y 21 kilómetros. Con lo cual, se trata de una distancia que alcanza a ser exactamente la mitad de una maratón, cuando hablamos de las carreras a pie por sí solas.

Por tanto, el total de los kilómetros recorridos por cada participante que consiga finalizar esta prueba, puede variar entre unos impresionantes 101,9 km a 114 km. Con lo que, es recomendable que absolutamente nada se deje a la suerte. Debido a que, en el caso de que algo suceda, como por ejemplo alguna pequeña lesión siquiera, continuar con la carrera será bastante complicado. 

Transiciones

Junto a estas categorías encontraremos también las llamadas transiciones. De la misma forma que están presentes en las demás pruebas, aquí también encontraremos dos etapas distintas, es decir dos transiciones. En estas etapas cada uno de los participantes deberá cambiar de una disciplina a la otra. Esto no significa sencillamente comenzar con la segunda disciplina, sino que cada participante deberá cambiar una parte de su equipamiento.

En la primera transición, el participante debe despojarse de una parte de su equipamiento de natación y tomar los elementos adecuados, junto a su bicicleta, para comenzar la etapa de ciclismo. De la misma manera, en la segunda etapa intermedia el participante deberá dejar su bicicleta de nuevo, cambiar una parte de su equipamiento y comenzará la tercera etapa es decir la carrera a pie.

Resulta altamente recomendable el entrenamiento, no solamente de cada una de las disciplinas por supuesto, sino también uno que sea específico de las transiciones. De esta manera, el participante podrá estar mejor preparado al momento de encarar estas etapas intermedias. Es un objetivo que resulta importante, debido a que gracias a este entrenamiento se pueden evitar lesiones o daños particulares de ésta etapa. 

Un paso en el profesionalismo

La categoría media distancia incorpora muchos elementos, así como también muchos rasgos, que son propios de los triatletas profesionales. Conseguir superar esta prueba significa estar un paso más cerca del profesionalismo en el triatlón. Con lo cual, un gran entrenamiento mental y físico son muy importantes, pero la disciplina hará que esta meta se convierta en un nuevo éxito. 

Por lo tanto, esta categoría es una prueba necesaria para todos aquellos que sientan al triatlón como un deporte propio. Con lo cual, toma tu equipamiento, entrena muy duro y ¡consigue alcanzar esa próxima meta!