Distancias en el Triatlón: Ironman

Para referirnos a esta categoría del triatlón, la cual es considerada como la más épica, debemos aclarar que solamente los mejores triatletas consiguen llegar a la meta en estas pruebas. Entonces, para estar preparado de una mejor forma, al momento de enfrentar por primera vez esta prueba, a continuación encontrarás una información muy útil. 

Esta categoría es considerada como la más difícil debido a que consigue combinar la mayor dificultad con las distancias de las tres disciplinas incorporadas. 

La categoría IronMan sólo cuenta con los mejores profesionales triatletas. Es conocida esta prueba como aquella que consagra a un triatleta. Por lo tanto, un entrenamiento muy duro podría no ser suficiente para conseguir el éxito en esta prueba. Solamente aquellos participantes que consiguen una sólida disciplina mental, y una férrea actitud ante su meta, son los únicos que consiguen el éxito. 

Para entender esto, veremos las distancias que se consideran para cada una de las disciplinas. Junto a ello, también resulta recomendable contar con determinadas técnicas, como por ejemplo la visualización. Se trata de una técnica medianamente conocida, que le otorgará una preparación mayor ante las distintas dificultades que se pueden presentar.

La prueba más dura en el triatlón: la categoría Ironman

En primer lugar, debemos mencionar que el entrenamiento que se requiere para este tipo de prueba debe ser el más alto y el más exigente. Conseguir llegar a los límites de cada capacidad física, y por supuesto superarlos, es algo primordial. Por lo tanto, el entrenamiento que se debe aplicar debe estar acompañado con una estricta nutrición.

Junto a ello, también se requiere de un entrenamiento mental, ya que durante la prueba pueden existir muchos momentos difíciles. Con lo cual, una correcta y adecuada disciplina mental permitirá que cada participante aproveche al máximo la cantidad de energía con la que cuenta. Para eso es muy útil aprender y aplicar la técnica de la visualización. 

Se trata de una técnica que utilizan los atletas profesionales para conseguir aquellos éxitos que parecen imposibles. Esta técnica es solamente mental y requiere de una gran concentración. 

El participante que decide entrenar con esta técnica deberá cerrar los ojos para luego imaginar los distintos momentos de la carrera. Esta técnica se hace cada vez más efectiva a medida que la imaginación es más detallada. 

Con lo cual, cuando el participante decide imaginar cada detalle de la carrera, esto permite por un lado que el cerebro esté preparado para cada una de estas situaciones, y junto a ello, también se preparan los músculos implicados en la visualización.

Esta preparación será muy útil para encarar las distintas etapas de la categoría Ironman del triatlón. Se debe tener en cuenta que esta carrera comienza con la primera etapa, que es la natación, en donde el participante deberá recorrer aproximadamente unos 3,8 kilómetros. 

Una vez que ha finalizado este recorrido, el participante deberá encarar la segunda etapa, que es el ciclismo. En esta etapa el participante deberá recorrer aproximadamente unos 180,2 kilómetros. En tercer lugar, una vez que el participante ha finalizado esta segunda etapa, podrá pasar a la tercera y última, que es la carrera a pie. 

En esta carrera a pie se deben recorrer unos 42,2 kilómetros. Esto es lo mismo que una maratón, por supuesto si contamos solamente la etapa de carrera a pie. Como podrás ver se trata de una prueba muy difícil de superar. Sin embargo, no se trataría de una prueba épica si fuese más fácil y todo el mundo la pudiese hacer. 

Transiciones

Las transiciones son aún más importantes en esta categoría que en las anteriores. Esto es debido a que se trata de la categoría más difícil de todas del triatlón. La exigencia en cada una de las disciplinas es mayor, lo que hace necesario ensayar de manera perfecta cada movimiento realizado durante estas etapas intermedias

Esto es debido a que un mal movimiento podría producir algún daño o lesión en alguna parte del cuerpo, o en el mejor de los casos, gastar más energía de la recomendada.

Entonces, debe tener en cuenta que al igual que en las otras categorías, aquí también hay dos etapas intermedias. En la primera etapa, el participante deberá despojarse de parte de su equipamiento utilizado en la natación, para conseguir el equipamiento necesario para el ciclismo, junto a ellos la bicicleta. 

Durante la segunda etapa intermedia, el participante debe dejar la bicicleta y parte de su equipamiento, para obtener aquellos elementos necesarios que se utilizarán en la tercera y última etapa. Mientras mejor ensayadas están en las transiciones, más fácil será atravesarlas.

La clave: entreno físico y mental

La categoría Iron Man es un antes y un después entre un profesional triatleta y un triatleta que ha conseguido obtener el mayor de los logros, en cuanto a nivel de importancia. 

Por lo tanto, más allá de la dificultad que presenta esta categoría, cualquier persona con la voluntad y la disciplina adecuadas pueden superarla. Por supuesto que no se trata de algo sencillo, pero con el entrenamiento físico y mental adecuado, podrás hacer de este desafío todo un éxito.