Consejos para elegir tu primera tabla de surf

Nada es más importante para un surfista principiante que elegir por primera vez la que será su compañera de viaje en sus primeros meses en este deporte: la tabla.

Esas tablas afiladas y estrechas que suelen montar los profesionales seguro que a priori parecen las mejores -y lo son-, pero para un principiante serán un completo desatino. No te preocupes, con estos sencillos consejos no fallarás a la hora de elegir la primera tabla de surf para ti.

¿Qué tipo de surfista eres?

Elige la tabla de surf adecuada para ti y tu cuerpo. Tu edad, peso y estado físico jugarán un papel determinante en la decisión, al igual que los tipos de olas y playas en las que surfees. Tienes que elegir una tabla que sea apropiada para el surfista que eres ahora, y no en el que quieres convertirte.

Busca una tabla de surf económica

Mientras aprendes a surfear vas a rayar la tabla casi con total seguridad, también es posible que la golpees, etc. ya que vas a caerte con relativa frecuencia. Por eso, es mejor que no gastes demasiado dinero en tu primera tabla de surf. Cuando mejores ya tendrás tiempo de comprar una tabla “top”.

Tu primera tabla de surf debe ser grande y gruesa

Aunque normalmente suelas ver a los profesionales con tablas de surf pequeñas y estrechas, no lo tomes como guía. Llevan años surfeando, y tienen la estabilidad que necesitan. Pero tú, como principiante aún no estás a ese nivel, así que hazte con una tabla que te proporcione la suficiente flotación y te permita remar con facilidad.

Una tabla de buen tamaño promedio para un surfista principiante tendría alrededor de 2 metros/7 pies de largo y unos 50 cm /20 pulgadas de ancho. Un grosor de al menos 5-6 cm/ 2-3 pulgadas también estará bien.

De todas formas, todo esto depende de tu tamaño, así que asegúrate de poder transportar y utilizar la tabla de surf cómodamente en el agua. Un pequeño truco que te puede ayudar a elegir es escoger una tabla de surf que sea al menos unos 30 cm más alta que tú.

La forma no es importante

No te preocupes por la forma de la cola o la cantidad de aletas de tu tabla de surf. En tu primera tabla de surf estas consideraciones no deberían importar demasiado. Durante los primeros 3-6 meses muy probablemente no vas a girar o hacer maniobras complejas. 

Por lo tanto, si tu tabla de surf es “swallowtail” (cola de golondrina) o “pintail” a ti como principiante no te afectará demasiado. Incluso si ves que tu tabla solo tiene una quilla (la aleta inferior) y hay tablas con más, no te preocupes, las tablas de 3 quillas son las más fáciles de girar y la configuración de aletas más funcional para el surfista avanzado e intermedio.

Tablas bandas

Algunas empresas fabrican tablas de surf blandas fabricadas en un material similar al de los bodyboard, y las aletas son flexibles para ayudar a prevenir lesiones mientras aprendes. Estas, por ejemplo, son buenas tablas para que los niños se levanten y monten con seguridad y sin problemas.

Estas son algunas de las reglas básicas que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu primera tabla de surf. Lo importante es que sientes las bases y que poco a poco vayas mejorando, con el tiempo ya podrás ir cambiando a tablas más finas y menos pesadas según tu evolución.