Conoce los tipos de presas de escalada

Las presas de escalada son un elemento que es imprescindible conocer y dominar para cualquier escalador. Tanto si eres principiante como un escalador avanzado, el saber cómo utilizarlas adecuadamente y cómo entrenar para dominar la técnica de cada una de ellas hará una gran diferencia. 

Jugs

También conocidas como “buckets” son las presas de escalada más sencillas y básicas. Estas presas son ideales para que practiquen los más principiantes puesto que son muy fáciles de agarrar. Además, gracias a su forma y tamaño, son ideales para hacer pequeños descansos entre movimientos complejos.

Encontraremos este tipo de presas en rutas fáciles y “boulders”. Las reconocerás fácilmente ya que se ven como una gran plataforma sobre la que descansar.

La forma correcta de entrenar la escalada con este tipo de presas es simplemente utilizarlas lo máximo posible, son ideales también para hacer calentamientos puesto que son las presas que menos estresan nuestros tendones y músculos.

Pockets

Los “pockets” son pequeños agujeros en la roca en los que generalmente solo entran de uno a tres dedos. Este tipo de presas son para escaladores avanzados. Hay que tener cuidado cuando se escala utilizando “pockets” y calentar muy bien los tendones y los músculos, de lo contrario es fácil sufrir una lesión

Por ser un tipo de presas para escaladores de nivel avanzado no hay que tener prisa en adentrarnos en su utilización.  A diferencia de los “jugs”, la mejor manera de prepararte para utilizar los “pockets” no será utilizándolos desde el primer momento. 

Para empezar a utilizar estas presas tenemos que entrenar la fuerza y la resistencia de los músculos y tendones de las manos, haciendo hincapié en los dedos. Para ello, podemos sencillamente colgarnos de una barra o plataforma por periodos de tiempo prolongados, usando tres dedos al principio y cuando vayamos ganando fuerza en esos tres dedos ir soltando dedos, probando diferentes combinaciones, hasta llegar a estar colgados con tan solo un dedo.

Crimps

Los “Crimps” son pequeños salientes de la roca de forma redondeada o cónica. Estos pueden variar en profundidad y cuanto más profundo sea el “crimp” más fácil será su utilización. 

Los “crimps” son las presas más populares en los entrenamientos de escalada. Por este motivo existen diferentes protocolos para hacerlo.  Los hay de diferentes tamaños, siendo las más populares los de 22 mm, 15 mm y 10 mm.

Pinches

Los “pinches” son salientes en los que te puedes agarrar cerrando la mano envolviéndolos entre tu pulgar y el resto de dedos y apretando.  Se suelen entrenar en rocódromos equipados con ellos.  Puedes simplemente escalar por ellos o utilizarlos para ejercicios de fuerza como dominadas o flexiones y de esta manera fortalecer nuestro agarre.

Slopers

Los “slopers” son salientes en las que te apoyas con la palma de la mano sin cerrarla. Suelen estar apuntando hacia abajo y ser redondeadas.  Al igual que los jugs, la mejor forma de entrenar en los slopers es escalando lo máximo posible en ellos.  La escalada en slopers depende más de la habilidad que de la fuerza en sí misma, y hay que practicar para encontrar la posición perfecta que nos permita el agarre más eficiente.