¿Cómo prepararse para una carrera por montaña?

Correr en una carrera por montaña es un excelente objetivo para cualquier atleta. Junto a ello, es una de las experiencias más placenteras, ya que el entorno es completamente natural. De hecho una gran cantidad de personas optan por este tipo de carreras cada vez más.

Sin embargo es necesario contar con una preparación específica antes de comenzar una carrera de este estilo. Esto es importante sobre todo si se trata de la primera carrera por montaña de un atleta. Además se debe considerar que correr a través de una pista en montaña es más difícil que otras disciplinas. De hecho, también es más difícil que el asfalto.

Veamos entonces cuáles son los consejos más importantes a tener en cuenta antes de comenzar una carrera por montaña. Al seguir estos tips importantes, conseguirás excelentes resultados al llegar a la meta.

No tomes el tiempo

Es bastante común tomar el tiempo en el running o en carreras en asfalto. Sin embargo, una carrera en montaña proporciona un terreno diferente y con ello una dificultad diferente. De modo que la gran mayoría de los expertos en esta disciplina deciden medir la distancia recorrida, o a recorrer.

En referencia al tiempo, por lo general se tarda el doble en realizar una cierta distancia. De modo que será necesario aceptar este hecho y cambiar las expectativas iniciales. A través de toda la pista, los participantes se encuentran con una serie de obstáculos que son difíciles de superar.

La importancia de la segunda parte de la carrera

Es importante organizar las energías corporales desde un principio. Un error muy común de los corredores principiantes es iniciar demasiado rápido. Como hemos mencionado el terreno en el trail running presenta mayores dificultades. De manera que si no se organizan las energías, el corredor principiante no llegará más lejos de la mitad de la carrera.

Para ello, es importante contar con un entrenamiento de cambios de velocidades y ritmos. De este modo el organismo se puede adaptar mejor a las distintas condiciones específicas de la montaña. Además el mejor lugar para realizar un entrenamiento adecuado es en un terreno similar al de la carrera.

Preparar la fuerza del tren inferior

En una carrera de montaña es importante contar con gran fuerza en el tren inferior. Las subidas y bajadas constantes requieren contar con la fuerza necesaria en los distintos músculos de las piernas. De modo que es necesario desarrollar la musculatura de los isquiotibiales, los glúteos, y los cuádriceps, entre otros.

A su vez, esto puede complementarse con ejercicios de torsión. De este modo, se puede conseguir un equilibrio y estabilidad mucho mejores. De manera que al avanzar por los distintos terrenos irregulares, evitarás la fatiga inmediata. Incluso, es posible evitar lesiones y esguinces, principalmente en los tobillos.

Saber dónde pisar

Por lo general algunas actividades físicas sirven para quitar el estrés acumulado de la vida diaria. Es por ello que algunas disciplinas pueden realizarse de una forma mecánica y sin prestar atención. Debes tener en cuenta que estará corriendo a través de un terreno irregular con subidas, bajadas, piedras, surcos, y demás.

De manera que deberás contar con el mayor nivel de atención que puedas. De este modo, lograrás avanzar a través de la pista de un modo más eficiente y seguro. De manera que como hemos mencionado también evitarás tropiezos y lesiones comunes en este tipo de actividad. 

Altura de los pies

Por lo general, los runners evitan levantar demasiado los pies. De esta manera se consigue evitar un gasto excesivo de energía durante la carrera. Sin embargo, en este caso nuevamente también hay una diferencia en relación al terreno. Estarás corriendo a través de un terreno natural, y por ende una superficie irregular.

De modo que levantar los pies adecuadamente al correr o caminar evita chocar con obstáculos varios. Además, es posible mantener el equilibrio en todo momento.

Zapatillas apropiadas

El accesorio más importante para una carrera por montaña son las zapatillas. En especial algunas marcas cuentan con zapatillas especiales para trail running. De este modo conseguirás una correcta amortiguación y equilibrio durante toda la carrera. Junto a ello, las condiciones difíciles del terreno pueden superarse de una manera más eficiente.

A su vez los mejores modelos no deben ser muy pesados. Por el contrario, es conveniente contar con un par de zapatillas flexibles y ligeras. De este modo, conseguirás movimientos más fluidos y cómodos a lo largo de toda la competición.

¡Disfruta de la carrera por montaña!

Por último es importante disfrutar de la carrera por montaña. Sobre todo si se trata de la primer carrera, no debes tomárselo demasiado en serio. Al ser la primera experiencia en este tipo de competición, lo más importante es poder llegar a la meta.

Además, el entorno natural permite una experiencia mucho más placentera y confortable en todo momento. De este modo, habrás conseguido un excelente comienzo profesional en el trail running.